No soy una extraña a este sentimiento de frustración.
Tengo un dolor que me empieza en el pecho y me pesa, se que no me estoy volviendo más joven ni que tengo un talento que me defina.
Lo único especial que tengo es persistencia y potencial, pero ¿qué pasa cuando no tengo la oportunidad de demostrarlo?

 Quisiera que mis lagrimas fueran fuego, quemarme y resurgir de las cenizas. Nueva como un ave fénix

1 note

Llega como un ola brusca y tormentosa.
Me recuerdo que no soy especial y no tengo talento.

0 notes